top of page

ODONTOLOGÍA A LO LARGO DE LA HISTORÍA

A día de hoy casi todo el mundo conoce a los dentistas, de una u otra manera al menos el 80% de la población han pisado una consulta y todos conocen lo que hacen estas personas. Pero, ¿creéis que siempre ha habido dentistas? La respuesta es no, o no como imagináis.


 

 

La historia de los dentistas puede cambiar bastante según a quien preguntes. Muchos te dirán que empezaron con los barberos, otros que en la Edad Media con los charlatanes, algunos que algo más atrás con la aparición de los cirujanos, los cuales no eran como los de ahora. La verdad es que la estética dental y la salud bucal empezaron mucho antes.

Los chamanes y brujos de la edad antigua, estas personas que dedicaban cultos y procedimientos empíricos para realizar sus tratamientos, estas personas eran por lo general los encargados de realizar muchas de las “tareas sanitarias” del pasado como: curar enfermedades, tratar heridas, aliviar dolores, etc.



Es cierto que no eran personas experimentadas, no tenían los conocimientos de ahora, ni sabían porqué sucedían algunas cosas, lo asociaban en su mayoría a entidades mágicas, dioses o eventos místicos. Muchos de los remedios que utilizaban, ya entrando en temas bucales, eran usar hierbas naturales y rituales, quitar el diente o dientes que provocaban el dolor o recurrir a un perdón divino dejando pasar el dolor ya que se podía ver como un castigo de los dioses. Algunas veces, cuando las enfermedades asolaban comunidades o pueblos enteros, debido a que eran altamente contagiosas y la salud era claramente deficiente, aseguraban que el pueblo estaba maldito, y que era culpa de las malas costumbres y en algunos casos recomendaban la huida del pueblo (incluso a veces trasmitiendo las enfermedades a otros lugares).



Bien entrada la Edad Media aparecieron los cirujanos, los maeses y los barberos, estas personas eran las encargadas de realizar durante toda esta época casi todos los tratamientos sanitarios. Si, un barbero mientras te cortaba y afeitaba los pelos y las barbas te podía realizar una sangría o sacarte una muela, además no era algo poco frecuente. Los cirujanos no eran como los de hoy en día, la cirugía no era una especialidad, no se enseñaba, los cirujanos y barberos eran por lo tanto gente poco preparada.



Aunque ya menos frecuentes aun existían charlatanes y curanderos que realizaban sus tratamientos con la palabra, aún creían que la enfermedad provenía de entes mágicos o divinos.

Afortunadamente a mediados del siglo XIV se regularizó la situación y se creó la profesión de medicina, que se encargó de muchas de las tareas sanitarias, aunque no de todas.

Los tratamientos bucales no se añadirían a la rama médica hasta el siglo XVIII con Pierre Fauchard que fue reconocido como el padre de la odontología moderna al ser el médico más influyente en los inicios de esta.








Comentarios


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
bottom of page