Es el tratamiento para extraer el nervio o pulpa dental. Se aplica cuando la pulpa está afectada de forma irreversible por caries profundas, dolor dental, etc.

El dentista perfora la pieza afectada y retira la pulpa infectada. Después limpia y prepara a fondo los conductos  de la raíz y los rellena de un material que evita que proliferen los gérmenes.

ENDODONCIA