¿USAS CORRECTAMENTE EL HILO DENTAL?


Si buscas un ortodoncista en Alcorcón, en nuestra clínica encontrarás un equipo de profesionales especializados en el campo de la ortodoncia y la corrección dental. Nuestras amplia trayectoria y el uso de las técnicas más innovadoras, nos permiten ofrecer soluciones únicas a la hora de recuperar una adecuada alineación dental de manera cómoda y discreta.

El proceso de corrección de la postura de las piezas dentales se inicia con la colocación de una ortodoncia, un elemento ajeno y extraño con el que nuestros pacientes tienen que familiarizarse poco a poco. El momento de lavar los dientes y usar el hilo dental suele convertirse en un acto extraño para ellos, que no saben muy cómo abordarlo. Aunque lo cierto es que hemos comprobado que, en general, son muchas las personas que no tienen muy claro cómo enfrentarse al uso del hilo dental. Y tú, ¿sabes cómo utilizarlo correctamente? Te damos algunos consejos en este post.

BENEFICIOS DEL HILO DENTAL

Usar correctamente el hilo dental después de cepillarse los dientes contribuye a eliminar la placa dental y las partículas de la comida que se quedan escondidas en aquellos lugares a los que al cepillo de dientes le cuesta acceder, especialmente debajo de la encía o entre los dientes.

En la acumulación de estas partículas está la base de muchos procesos de caries e incluso de enfermedades con mayores consecuencias. De ahí que insistamos a todos nuestros pacientes de lo importante que resulta su uso diario.

TÉCNICA ADECUADA

El tipo de hilo dental, la longitud del trozo que se va a utilizar y la manera de cogerlo con los dedos, resultan de vital importancia para sacarle provecho a esta técnica. En primer lugar, debes tomar el hilo en fragmentos de 40 – 45 cm de longitud y enrollar la mayor parte alrededor del dedo anular, dejando solo 3 – 5 cm para trabajar en el interior de la boca.

Una vez hayas adoptado esta postura, debes sostener el hilo dental entre los dedos pulgares e índices y deslizarlo muy suavemente de arriba hacia abajo en los huecos que quedan entre los dientes. Cuando desciendas hasta la base del diente, lo mejor es que lo curves para asegurarte que pasa por debajo de su base y limpia las partículas que quedan acumuladas en la zona de la encía.

Vete cambiando de trozo según avances tu limpieza para no usar todo el tiempo la misma parte. Eso sí, cuando cambies, utiliza siempre esta técnica de posición y movimiento ya que conseguirás una buena limpieza sin hacerte daño.

Y cuando termines, utiliza el mismo movimiento hacia atrás y hacia adelante pero de abajo a arriba para ir sacando el hilo de entre los dientes.

SI LLEVAS ORTODONCIA

Deslizar el hilo dental por encima de los brackets y pretender que este llegue a todos los lugares a los que no accedemos con el cepillo puede resultar un tanto desesperante. Uno de los recursos que te proponemos es valerte de un sujetador de hilo dental que puedes adquirir en una farmacia o en nuestra propia clínica. Con este sujetador, podrás empujar el hilo a través de los brackets y los dientes, y hacerlo llegar hasta la línea de las encías.

Otro truco muy útil, consiste en utilizar hilo encerado que tiene menos posibilidades de quedarse atrapado entre el aparato o enredarse porque gracias a la cera se desliza mejor.

En cualquier caso, en Clínica Las Flores te recordamos lo importante que resulta mantener una correcta higiene bucal en cualquier circunstancia para mantener unos dientes más sanos y fuertes.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square